elsótanorock

CULTURA INDEPENDIENTE

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

SUSCRIBITE

En el marco del festival GRL PWR se anunció su ciclo de conciertos para este año. En esta edición se presentó en Studio Theater Juana Molina, precedida por Kaleema. Allí fuimos.

 

Entramos y el hall nos recibe con la sentencia: NO ES NO en las pantallas. Y nos recuerda que no solo vamos a disfrutar de un espectáculo, sino también a vivir una experiencia que descansa en la voluntad de hacer de las relaciones humanas algo más equitativas y amorosas. Este leitmotiv va a volver a lo largo del show a través de visuales que establecen como una declaración de principios (“no se tolerarán actitudes machistas, misóginas, capacitistas, homo-lesbo-bi-trans odiantes”) como también de la voz de las artistas.

Habilitan la sala y sube a escena Kaleema acompañada de Federico Estevez. El escenario emana una energía que a poco andar nos hacen olvidar por completo la calle. Suena a folktronica. A nuestra inocencia de ir a conocerlos en vivo, la asalta una grata sorpresa. El ritmo hace bailar el cuerpo, pero también nos moviliza dentro. Detrás de ellos, que fluyen en el escenario con evidente disfrute, se presentan visuales que evocan escenarios lejanos, quizás intentando hacer un puente entre el nido de cables y equipos electrónicos sobre las tablas, y los paisajes desde donde intuimos comienza a latir su música. De a ratos sobrevolamos los andes, o vienen recuerdos de baguala, surge una impronta más próxima al trópico, o unos caminos de monte.

 

Luego del viaje, Kaleema se despide. No sin antes dar espacio para que festejemos juntes la ley de cupo femenino en la música.

Con celeridad y precisión se cambia la puesta para que habite Juana ese espacio. Sube a escena con sus músicos Odin Schwartz (teclados, sintetizador y coros) y Pablo Gonzales (batería). Se funde el recibimiento del público con los primeros acordes de Cosoco dando comienzo. Pero apenas transcurridos unos segundos ella para el show, aparentemente falla un retorno. Abandona el escenario y vuelve el equipo a ajustar. El público que ya conoce lo exigente que es en ese aspecto en particular, la abraza con palabras lindas, paciencia y ovación. De un momento a otro estamos viéndola cantar nuevamente Cosoco, esta vez ya para quedarse.

El escenario austero, con un telón de fondo de completo negro, ausente de visuales. Dan protagonismo a lo que oímos. Y se siente: suena ajustado, fuerte, hermoso. Entre las primeras canciones suena Cara de Espejo, Estalactitas, la hermosa Paraguaya… y así fluye un show con mucho Halo, que luego se entretejen con canciones de más atrás en el tiempo, que el público disfruta como un premio. Se dio espacio para bailar, jugar con Odin a ser unas especies de seres con manos llenas de ritmo, sembró de sonidos diversos que nos ponían en climas distintos pero siempre con el corazón confortado. Si pudiéramos panear con la mirada la sala, (que está desbordando) veríamos como bailan con gestos grandes un mar de individuos, es distinto a la masa que vibra con otros espectáculos. Aquí cada uno se mueve y vive de manera muy singular desde el borde del escenario hasta comenzada la antesala, hasta de los palcos se puede ver caer el goce.

En un momento pararon por un detalle y aprovechó para hacer humor respecto al género: “Viste que ahora los hombres están en decadencia” charló con el público, (con un sentido del humor del que ya nos dio referencias desde los ´90), y en una secuencia breve se rió del arquetipo nefasto del músico promiscuo “que se lleva las minitas”.

 

Juana indudablemente maneja la música como lengua madre.  Su presencia en el escenario es inexorable.

Se despide con Sin Guía No como extra. Los aplausos se propagan por el espacio. El escenario queda vacío. Y junto con la música de sala que confirma el fin de fiesta, escucho detrás mío: “fui muy feliz”. Giro y ahí, una chica con una gema como tercer ojo sigue compartiendo su experiencia con su grupo que ostenta similares sonrisas. A medida que salimos con el público que se disipa por calle Rosario de Santa Fe, siguen resonando palabras similares hasta perderse en la noche.

CONTENIDOS AUDIOVISUALES Y WEB

contenidos@elsotanorock.com

COMERCIAL

comercial@elsotanorock.com

MATERIAL DISCOGRÁFICO Y RADIO

radio@elsotanorock.com

CONTACTO

facebook.com/elsotanorock

INSTITUCIONAL

institucional@elsotanorock.com

PRENSA

prensa@elsotanorock.com

EL SOTANO ROCK. Sitio web oficial

www.elsotanorock.com

CONTACTO: radio@elsotanorock.com

COMERCIAL: comercial@elsotanorock.com

Todos los derechos reservados.

Sitio web diseñado y producido por buho diseño.

owldiseño.com

CONTACTO: +54 351 (15)8040066

CORDOBA - ARGENTINA

Fotografia general: Mati Vercelli Foto

facebook.com/matiasvercelli

flickr.com/photos/suenoslucidos