elsótanorock

CULTURA INDEPENDIENTE

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

SUSCRIBITE

Reseñas Negras

por El negro viglietti

HISTORIETA

Séptimo Círculo

de Diego Cortés y Nicolás Brondo

En estos tiempos convulsionados que nos tocan vivir (al menos, mientras escribo esta reseña), girarse para meterse en el Séptimo Círculo de Brondo/Cortés es una forma en que todo el mundo enmudezca y se quede quieto. Las calles torcidas y apenas desiertas que recorre nuestro protagonistas se parecen, en cierta forma, a los coletazos invernales que pega este 2018 con todas las faltas y los silencios que se estiran.

 

Hace frío. Nuestro protagonista aparece, sin ton ni son, en una ciudad que no es tal. Son las formas que adoptan los reinos preternaturales que genera la historia. Hay un subtexto que permite inferirlo pero, como bien trabaja Cortés el guión, nunca es explicitado del todo. De hecho, una de las cosas más admirables que tiene Séptimo Círculo es que la forma de contar la historia es más bien intuitiva. Casi como si fuese un corto que ganó premios en festivales internacionales, Séptimo círculo no puede separarse de ese aire a indie que se le pega como chicle a la suela del zapato y lo acompaña en todo su trayecto.

 

El protagonista ha perdido algo, o a alguien. Se encuentra con otras personas, que son personajes casi sacados de un cuento de hadas ligeramente fracturado: como Alicia cayendo por el pozo hasta el País de las Maravillas, o los Niños Perdidos de Peter Pan, hay algo inherentemente familiar y truculento en lo que nuestro protagonista se encuentra en el camino. También hace falta mirar un poco más detenidamente los gestos, ya que el texto formal no abunda y nuestro protagonista es bastante mudo. Hay un poquito de exposición en los diálogos, pero muy poco. Séptimo Círculo se encarga de mostrar y no contar, y lo hace muy bien.

Quizás la maravilla verdadera de esta historia sea ese abrazo que nos falta a todos, y que nos recuerda que las cosas son pasajeras: hoy están y mañana tranquilamente pueden no estar. Los hechos que se exponen en esta novela gráfica pueden ser diluidos en signos simples. El dibujo de Brondo no es el mismo con el que trabaja hoy en día (Se reconoce, en el autor, el gesto de cuando existía esa usina de historieta llamada Llanto de Mudo y que generó la confluencia de tantos autores), pero creo que es un acierto enorme de la editorial, Buen Gusto, el reeditar este libro.

 

Primero, porque como quien dice, el público se renueva y hace falta que esta historieta llegue a nuevas manos. Segundo, porque sin quererlo se ha transformado en una de tantas esquirlas de esa granada de mano editorial que fue el sello del chancho, y que hay que rescatar en la medida de lo posible, sin solemnidades pero recalando en el lugar que les corresponde, de configurar el panorama editorial local de una manera u otra.

 

Y por último, porque Séptimo Círculo es una historia inherentemente triste. Hay un despojo, hay un algo que fue arrebatado en algún punto y con el que los personajes tienen que lidiar para poder seguir adelante. Es difícil no empatizar con ellos, viviendo en un mundo donde se nos promete siempre más de lo que terminamos obteniendo. Y es mucho más difícil no sentir esa tristeza simple de saber, en lo profundo, que estamos íntimamente solos, desde siempre. Y que no existe cura mágica para esto, más allá de lo que podemos hacer nosotros con los recursos que tenemos a mano.

CONTENIDOS AUDIOVISUALES Y WEB

contenidos@elsotanorock.com

COMERCIAL

comercial@elsotanorock.com

MATERIAL DISCOGRÁFICO Y RADIO

radio@elsotanorock.com

CONTACTO

facebook.com/elsotanorock

INSTITUCIONAL

institucional@elsotanorock.com

PRENSA

prensa@elsotanorock.com

EL SOTANO ROCK. Sitio web oficial

www.elsotanorock.com

CONTACTO: radio@elsotanorock.com

COMERCIAL: comercial@elsotanorock.com

Todos los derechos reservados.

Sitio web diseñado y producido por buho diseño.

owldiseño.com

CONTACTO: +54 351 (15)8040066

CORDOBA - ARGENTINA

Fotografia general: Mati Vercelli Foto

facebook.com/matiasvercelli

flickr.com/photos/suenoslucidos