Más que una nueva traición al pueblo: una traición a la vida.

13 de diciembre

Nota y fotos: Luis Parodi

Fin de año. Época de figuritas repetidas: garrapiñada, regalos, pelopinchos que empiezan a llenarse y… leyes anti-pueblo que buscan ser aprobadas furtivamente y en el mayor de los silencios. Los habitantes de la ciudad de Córdoba (aquellos que no nos movemos en auto con chofer como los que votan estas leyes, claro está) ya tuvimos que soportar hace unos días un desmesurado, apurado y totalmente violento aumento del boleto del transporte urbano. Claramente, un episodio más de estas sesiones de carácter sectario donde unos pocos se juntan para complicarle la vida al resto. Pero lo que se está buscando aprobar en la Legislatura provincial en los últimos días de este fatídico 2016 mientras la gente se encuentra en otros menesteres va mucho, muchísimo más allá. Es una ley suicida. Una ley que, más temprano que tarde, terminará incluso por afectar a los mismos terratenientes y desarrollistas que la impulsan, de la mano de sus socios instalados en el poder político.

 

“Fue un tsunami que cayó del cielo”, se excusó José Manuel De la Sota cuando hace casi dos años los aludes e inundaciones convirtieron a gran parte de las Sierras Chicas en una zona de desastre. Claramente, la estrategia del entonces gobernador era responsabilizar a la naturaleza por algo que no habría sucedido de no ser por la mano depredadora del hombre. Y cuando decimos hombre, nos referimos más concretamente al conglomerado sojero-desarrollista-político que impulsó la aprobación en 2010 de una Ley de Bosques totalmente apócrifa, introducida a último momento en reemplazo de la que, desde hacía meses, se venía trabajando en conjunto con un gran número de sectores y organizaciones. El desmonte indiscriminado en pos de la instalación de plantaciones de soja y de complejos habitacionales para personas de alto poder adquisitivo fue lo que provocó que la gran cantidad de agua caída corriera prácticamente libre cuesta abajo, arrasando todo a su paso.

 

"La totalidad del proyecto es inviable, es mucho peor que el proyecto que ya está vigente. La ley anterior, que es malísima, mantiene al menos legalmente, 4 millones de hectáreas bajo protección, la nueva ley reduce eso a la mitad", comenta el reconocido biólogo y activista Raúl Montenegro, casi una fuente de consulta obligada en estas temáticas, no sólo por visibilidad sino por coherencia y constancia. Y no es sólo eso: esta ley contempla que en la zona roja que queda se pueda proceder al rolado: una técnica mediante la cual se usa el suelo para cultivo o pastura de ganado, sin tener que proceder a la remoción de los árboles autóctonos. Para clarificar un poco la gravedad de dicha técnica que sería ni más ni menos que un desmonte encubierto, el mismo Montenegro nos explica: "Hay gente que cree que los bosques son árboles. No, no, no. Los bosques son sistemas muy complejos donde hay insectos, hongos, mamíferos, la biodiversidad es lo que uno quiere proteger". Si no hay bosque sin árboles, tampoco hay bosque sin suelo. Otro de los puntos de este anteproyecto que se busca aprobar contempla el permitir también la minería en las zonas protegidas. De más está decir lo que esto significaría.

 

Por suerte, no toda la sociedad está de espaldas a esto. No todos están más preocupados en los adornos del arbolito, los regalos o qué ponerse en la fiesta de Año Nuevo, que en el futuro de nuestra provincia. Ayer, martes 13, centenares de personas se congregaron alrededor de una Legislatura que, como suele suceder a la hora de tratar estas leyes, se encontraba vallada y custodiada por los muchachos de azul, haciendo escaso honor al cartel que, adornando unos de los halls de entrada, dice “todas las voces”. Algunas de las consignas las podrán ver ilustrando esta nota, y muchas otras fueron lanzadas desde las voces de quienes tomaron la palabra en esa suerte de asamblea: desde legisladores y representantes de partidos para los cuales la subsistencia de la vida es más importante que estar dentro del negocio, hasta quienes sufren las consecuencias del desmonte en primera mano. Vecinos y vecinas autoconvocados, organizaciones y movimientos campesinos del interior de la provincia, que ven con espanto cómo la situación puede pasar de ser mala, a absolutamente desesperante. “Nuestros hijos no duermen cada vez que llueve”, manifestó una de las vecinas, en lo que fue uno de los testimonios más conmovedores. Los representantes del Movimiento Campesino calificaron de farsa a la mesa de diálogo a la que fueron invitados para luego no ser tenidos en cuenta, mientras en reuniones secretas CARTEZ y el gobierno provincial diagramaban el nuevo mapa de la cada vez más escasa zona roja. Pero también hubo lugar para el llamado a la acción, una acción que es cada vez más necesaria también por parte de quienes vivimos en la ciudad, a quienes las consecuencias de estas atrocidades parecen más lejanas pero, que no les quepa la menor duda, van a llegar. "Es importante que recordemos los nombres, compañeros y compañeras, porque ellos votan lo que votan porque saben que nadie sabe quiénes son, entonces no hay costo político. No hay costo político en la medida de que no los reconozcamos, no los escrachemos y no los sigamos hasta el último de sus días, y cuando haya muertes, y haya desertificación y pobreza, se los reclamemos", movilizó uno de los representantes de una ONG presente en la asamblea. En la misma línea, el ya citado Raúl Montenegro dijo: “Mientras la sociedad permita que existan ese tipo de personajes -los Schiaretti, los De la Sota, los Macri, los De Vido, y la lista es muy larga-, los resultados es lo que tenés acá”.

 

Por eso, este fin de año, el mejor regalo que le podés hacer a tu familia, a tus seres queridos no es una Play o las zapatillas que están de moda. Lo mejor que les podés regalar es poner tu granito de arena para que el día de mañana sigan teniendo una provincia donde vivir. Esto, amigos y amigas, no es joda.

 

 

EL SOTANO ROCK. Sitio web oficial

www.elsotanorock.com

CONTACTO: radio@elsotanorock.com

COMERCIAL: comercial@elsotanorock.com

Todos los derechos reservados.

Sitio web diseñado y producido por buho diseño.

owldiseño.com

CONTACTO: +54 351 (15)8040066

CORDOBA - ARGENTINA

Fotografia general: Mati Vercelli Foto

facebook.com/matiasvercelli

flickr.com/photos/suenoslucidos