elsótanorock

CULTURA INDEPENDIENTE

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

SUSCRIBITE

Reseñas Negras

por El negro viglietti

CINE

Gerald's

Game

Stephen King es un autor al que todos conocemos. Ha pasado el límite de lo que generacionalmente le correspondía y ahora atraviesa con sus historias a familias enteras. Hago esta aclaración porque mucha de su ficción puede quedar un poco puesta en otro lado, con el foco mirando hacia un lugar donde el mundo (su mundo) tenía un tiempo más dilatado y grande, más leudado o espacioso. Se nota en la forma en la que se demora fabricando el entramado opulento sobre el que se yacen las tramas de sus historias. Salta a la vista porque se toma su buen rato para poder empezar a contarnos cosas. En King lo que triunfa y fracasa en sus historias es la atmósfera, el clima: lo que genera es movernos de un lugar a otra, sobrevivirnos, cuestionarnos ciertas historias personales.

 

Gerald's Game es, irónicamente, una historia donde el tiempo tiene muchísimo que ver, y es el mejor ejemplo para percatarnos que hasta la premisa más simple en apariencia puede encerrar una complejidad absoluta, intrínseca a la naturaleza misma que la ha llevado a existir. La semilla que desata todo consta de la necesidad de reinventarse de un matrimonio adinerado. Gerald es un abogado exitoso y agresivo, acostumbrado a obtener lo que quiere, y está casado con Jess, quien ha sido su esposa-trofeo durante su vida adulta. Pero Gerald ya no la toca  y cada vez le cuesta más excitarse con ella. A fines de revitalizar su matrimonio caído en la frivolidad más gélida, los dos se apartan a una casa del lago, aislada en un bosque suntuoso y desolado. Allí, Gerald espera atizar las brasas para reencender el fuego que los unió alguna vez.

 

El problema es que el fuego viene atado a un juego que Gerald quiere llevar a cabo: esposar a Jess a su cama y materializar una fantasía de violación. A Jess, que confiaba en él ciegamente, ya no le gusta un carajo cuando empieza a escucharlo hablar, y le para el carro de repente. Con tristeza se da cuenta que ese fin de semana aislados es el manotazo de ahogado de un matrimonio que yace en sus ruinas. Pero antes de que Gerald pueda desatarla, sufre un ataque al corazón y muere, cayendo fuera de la cama.

A partir de ahí, Jess se ve completamente abandonada, esposada a una cama sin posibilidad de escape aparente y con la certeza cada vez más patente de que va a morir, en ese espacio aislado de tiempo y tristeza. A su mente empiezan a venir voces que se corporizan en ideas y experiencias que, mezcladas entre alucinaciones y recuerdos, traen la clave para la decisión que debe tomar.

 

A decir verdad, la película lleva perfectamente el tempo que King le imprime al libro, contando con una excelencia sin ostentación de recursos lo que debe ser narrado. Los actores colocan lo que es necesario en el momento adecuado sin caer en lugares comunes, que una obra de ficción de este tipo puede volantear con cierto margen. Nevertheless, los caminos son sinuosos pero no inconclusos y llevan a algún lugar. La tensión se mantiene todo el tiempo y no caemos en lugares de sumo stress ni tampoco en la necedad de girar en torno al ombligo de la protagonista. Si a eso le sumamos que los elementos generadores del miedo propio a la cercanía de la muerte están colocados con maestría, podemos concluir que el largometraje dirigido por Mike Flanagan encuentra un sitio digno entre las adaptaciones de King al cine.

CONTENIDOS AUDIOVISUALES Y WEB

contenidos@elsotanorock.com

COMERCIAL

comercial@elsotanorock.com

MATERIAL DISCOGRÁFICO Y RADIO

radio@elsotanorock.com

CONTACTO

facebook.com/elsotanorock

INSTITUCIONAL

institucional@elsotanorock.com

PRENSA

prensa@elsotanorock.com

EL SOTANO ROCK. Sitio web oficial

www.elsotanorock.com

CONTACTO: radio@elsotanorock.com

COMERCIAL: comercial@elsotanorock.com

Todos los derechos reservados.

Sitio web diseñado y producido por buho diseño.

owldiseño.com

CONTACTO: +54 351 (15)8040066

CORDOBA - ARGENTINA

Fotografia general: Mati Vercelli Foto

facebook.com/matiasvercelli

flickr.com/photos/suenoslucidos