EXPEDICIÓN BARRIAL

Por ROCÍO SANZ

5 DE SEPTIEMBRE DE 2016

FOTO WEB

...y resulta que un día buscando no se que... para que cosa... me encuentro con sus obras y... ME VUELVO LOCA... me llevó a muchos años atrás y a un mundo en mi cabeza que estaba olvidando. Recordé que una siesta como de costumbre cuando era muy niña, andaba por la cuadra de mi casa como si fuese una prolongación de mi hogar y, como tantas otras veces, caí a la casa de una de las familias vecinas en donde en ese entonces vivían dos adolescentes, después llegó un tercer hermano, pero en ese momento yo era la más pequeña del barrio. Cada vez que los visitaba, unas cuantas al día, me recibían muy bien, sobre todo ella que era por poco tiempo la mayor; seguramente su instinto maternal la llevaba a cuidarme y contenerme tanto que a veces llegaba a sofocarme, pero por miedo a que no vuelva a apretujarme me aguantaba tal sofocón. Esa siesta de verano, al abrirme la puerta que había golpeado, no tuvieron la misma reacción hospitalaria, rápidamente dijeron q no podía quedarme por que estaban viendo una película "de miedo" (no estoy segura si mi hermana ya estaba cuando yo llegué o llegó después, lo cual si fue la primera opción... fue cómplice y nunca hablamos de esto) seguramente yo insistí en que no quería regresar a mi casa y me dieron el argumento del film, los protagonistas eran humanos con cuerpo de pájaros, no hizo falta nadas mas para que me fuera espantada.

A partir de ahí durante varias noches mi papá era el único que podía lograr q me durmiera sin miedo, luego de un trabajo muy fino para convencerme al terminar el día. En el jardín de infantes se lo iba contando a alguno de mis compañeritos, al que caía en la trampa, me recuerdo sentada en una mesa hexagonal con sillitas pequeñas hablando en voz un tanto baja y exagerando les decía que era una película de una historia real "el cuerpo mide como esa ventana", no sé que otras palabras usaría, pero quería que ellos tuvieran el mismo miedo que yo al ir a la cama.

Nunca supe si lo conseguí y si esa película existió; o fue que estos amigos GRANDES que yo tenía (y que tengo pero la distancia me los aleja) una vez en sus vidas querían una siesta sin alboroto y yo no era compatible con ese plan. Con esta y muchas de otras obras artísticas recuerdo lo creativa y lo maravillosa que era mi cabeza de niña... esta búsqueda constante de saber quién soy y por donde voy se hace más linda cuando encuentro gente tan expresiva...

 

 

 

 

 

ROCÍO SANZ

Elya Yalonetski (ceramista ucraniana)

EL SOTANO ROCK. Sitio web oficial

www.elsotanorock.com

CONTACTO: radio@elsotanorock.com

COMERCIAL: comercial@elsotanorock.com

Todos los derechos reservados.

Sitio web diseñado y producido por buho diseño.

owldiseño.com

CONTACTO: +54 351 (15)8040066

CORDOBA - ARGENTINA

Fotografia general: Mati Vercelli Foto

facebook.com/matiasvercelli

flickr.com/photos/suenoslucidos