DE CAL Y DE TIZA

Marcha de docentes.

6 de marzo de 2017

Por Luis Funes

Ph: Betiana Lacreu

El golpeteo en los parantes de los amarres se sintió como campanadas: los obreros de la construcción en el Banco de Córdoba –bajo la piadosa sombra de los edificios de 27 de abril- nos hicieron volver la vista hacia arriba, para buscar y aplaudir a esos valientes muchachos que nos ofrecieron un concierto solidario, con  sus palos impregnados de cal, y fue un bálsamo en estos días; como lo fueron algunos carteles que se plantaron desde ventanas agradecidas a lo largo de la marcha. Yo apoyo a los docentes, se leía, y el corazón rugía de satisfacción, porque es ese el sustento necesario para seguir adelante.

 

Todo ocurrió en la marcha de los docentes, que el pasado lunes impregnó el centro de la ciudad para alzar su voz. Los gremios docentes de casi todo el país -las clases solo arrancaron en San Luis y Santiago del Estero- iniciaron esta semana con 48 horas de paro en reclamo de la convocatoria a la paritaria nacional y en contra del tope de 18% que intenta imponer el Gobierno a la suba salarial. En ese marco, se realizaron marchas en todo el país, siendo espectacular la concentración en CABA.

 

En Córdoba, la alta sensación térmica no impidió que una gran multitud de docentes levantaran sus carteles para reclamar por muchos puntos; además de los nombrados en relación a la violación por parte del gobierno nacional de la Ley de Financiamiento Educativo, en nuestra provincia –entre otras problemáticas- se está pretendiendo armonizar la Caja de Jubilaciones, en un nuevo ataque al salario y como parte de una complicidad política entre Nación y Provincia; algunas escuelas se caen a pedazos, sin insumos, dependiendo de las ilegales Cooperadoras; los distintos programas nacionales se han transferido a las provincias, para ser considerados “gastos discrecionales”, susceptibles de cortarse paulatinamente; la demanda cada más creciente de comer en las escuelas, no encuentran respuestas que puedan asegurar ese servicio –hoy- fundamental. Por otro lado, la conducción del gremio de docentes viene siendo cuestionada por rifar la movilización con acuerdos entre gallos y medianoche con el arribista Ministro Grahovac. Algo que viene sucediendo hace muchos años, en virtud de la pertenencia al mismo círculo de amigos políticos.

 

Si se podía agregar más leña al fuego, el gobierno nacional (con la inestimable colaboración de los medios masivos de comunicación) ha emprendido un ataque contra los docentes en general, y contra algunos de sus representantes gremiales en particular. La estigmatización de dirigentes como Roberto Baradel, que más allá de los cuestionamientos que se le pueden hacer hacia adentro de la organización, constituye una grosera artimaña para desprestigiar el reclamo; mucho más grave fueron las amenazas contra él y su familia, y el mensaje casi mafioso del presidente, “no necesita que lo cuide nadie”. Y como si esto fuera poco, al gobierno de los CEOs se le ocurrió –en lugar de dar respuestas- acudir a sus cyber-ñoquis para arremeter contra la educación, contra la escuela, más que contra los docentes, al viralizar el ofrecimiento de “supuestos voluntarios”.

 

Por eso era importante oír el canto de aquellas personas que, a lo largo de nuestra caminata, nos hicieron sentir menos solos. Los aplausos de la gente en las calles fueron nuestro alimento: sentimos que todavía confían en nosotros, y que el único cambio posible está en las aulas, en la enorme posibilidad que da la escuela de poder nombrar la realidad, y transformarla.

Y para eso, quizás solo se necesiten manos firmes y blancas, de cal y de tiza.

 

Texto: Luis Funes

Ph: Betiana Lacreu

 

 

EL SOTANO ROCK. Sitio web oficial

www.elsotanorock.com

CONTACTO: radio@elsotanorock.com

COMERCIAL: comercial@elsotanorock.com

Todos los derechos reservados.

Sitio web diseñado y producido por buho diseño.

owldiseño.com

CONTACTO: +54 351 (15)8040066

CORDOBA - ARGENTINA

Fotografia general: Mati Vercelli Foto

facebook.com/matiasvercelli

flickr.com/photos/suenoslucidos