elsótanorock

CULTURA INDEPENDIENTE

SUSCRIBITE

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

Realmente resulta muy alevoso lo que puede encontrarse apenas uno rasca la superficie del mainstream, cuando uno trasciende esa cortina publicitaria que parece por momentos abrumarnos desde todos los sectores posibles. Una vez despejada esa bruma podemos apreciar la cantidad de cosas geniales que suceden, impulsadas obviamente por personas que se juegan un pleno en la organización de semejantes eventos, y cuya sonrisa de satisfacción al verlo consumado -estima este cronista- supera cualquier rédito económico que se pueda llegar a alcanzar.

 

Tres bandas, tres estilos musicales distintos (aunque todos ellos agrupables dentro de ese árbol gigantesco que es el metal), tres lugares geográficos diferentes. La misma camaradería, la misma pasión por hacer música, las mismas ganas de disfrutarla. El punto de confluencia de todos estos factores no podía ser otro que el Tresco. Ese lugar ganado a pulso de esfuerzo frente a la perfidia municipal y la religión del lucro a ultranza, donde uno además de ver bandas se lleva, mínimo, un abrazo garantizado por noche, una risa compartida, el sentir que hay gente tan loca como para ir contra la corriente en una ciudad que tiene al conservadurismo tatuado en la piel.

Raspar la Superficie:

Bad Bebop +

Cuchillo +

Hiroshima Noise

COBERTURA

Por Luis Parodi

PH: Nico Merlo

El detonante de este encuentro (la excusa, si se quiere) fue la visita de los Bad Bebop a Córdoba. El trío thrasher de Curitiba, Brasil, pisaba por primera vez suelo argento y su debut se produciría nada menos que sobre los mosaicos de la ya -a esta altura- mítica carnicería de un Tresco que va ganando progresivamente en ornamentación como para que las almas contenidas allí se sientan cada vez más a gusto. Para que los hermanos brasileros no se sintieran solos (difícil que así sea con la calidad humana que demostraron), se sumaron a la jornada los locales Cuchillo, y los riojanos Hiroshima Noise.

 

Fue justamente a los afilados muchachos cordobeses a quienes les tocó iniciar los estruendos de la noche. Con la gente todavía tímidamente llegándose al recinto escénico, desplegaron su habitual combinación de potencia sonora y refinación instrumental, sobre las cuales se apoya la versatilidad y el histrionismo de un frontman como el popular Kili Díaz. La música de los Cuchillo, afortunadamente, se aleja de etiquetas y preconceptos, lo que les permite inyectar distintos estilos que enriquecen su furiosa propuesta. Mención especial para su nuevo baterista que aprendió al milímetro todos los temas en apenas dos semanas y un puñado de ensayos, y el estreno de un nuevo tema que prometen para un segundo disco, cuando todavía estamos esperando el primero como quien espera un trago de cerveza en una noche calurosa. Síntomas de una banda que no puede -ni quiere- parar.

Lejos de las ínfulas que les podría generar el ser la banda internacional de la noche, el turno siguiente luego del breve impasse de rigor, fue para los Bad Bebop. Realmente había que estar allí, presenciando el show, para dar crédito que sólo tres personas podían generar un vendaval de sonido como el que ofrecieron en su set. Canciones poderosas, que parten desde el thrash metal pero también condimentadas con influencias del metal de los ‘90, impulsadas desde atrás por la batería de Celso, cuya forma de tocar combina una dosis importante de groove con unos golpes demoledores (en un momento llegué a temer que la batería se desarmara íntegra cual auto de dibujos animados). Como sucede habitualmente en las formaciones de trío, los tres instrumentos poseen una importancia equivalente, es así que el bajo de Juliano tiene un protagonismo que excede simplemente ser la línea melódica de la base, además de ser la voz líder de un conjunto donde los otros dos miembros también realizan aportes a las líricas íntegramente cantadas en inglés. La pirotecnia guitarrística de Henrique, quien pese a ser el encargado de los solos no se sube al pedestal del guitar hero, y realiza sus aportes en la medida en que las canciones lo solicitan. En un show que fue de una intensidad creciente, además de presentar las canciones contenidas en su disco Prime Time Murder (que podrán escuchar dentro de la rotación de la radio en elsotanorock.com, cortesía de los mismos muchachos curitibenses), calentaron las gargantas con una versión de Digging The Grave de Faith No More, para que luego todo se fuera al carajo en esa explosión que fue el cover de War Pigs de los siempre presentes Black Sabbath. Los agradecimientos no pararon de fluir tanto desde abajo como desde arriba del escenario, en un correctísimo español que cambió los “obrigado” por una catarata de “gracias”. Abrazos, sonrisas, y a prepararse para el viaje final de la noche.

Ese viaje estuvo en las manos, los pies, los corazones y los cerebros de los Hiroshima Noise. La banda riojana tiene un nombre totalmente adecuado a lo que su música representa: el sonido de una bomba atómica en explosión. Pero en el espacio. Y con una potencia destructiva selectiva, que sólo ataca las neuronas, pero deja íntegro el resto de las células. Cuando uno escucha una avalancha sonora semejante pierde un poco la noción del tiempo. Pero habrán sido unos 30, 40 minutos de mirar con la boca abierta como -por momentos- guitarra, bajo y batería se fundían para representar una sola fuente sonora, apabullante y cautivante a la vez, y que dejó al público pidiendo más, aún después de haber estirado un poco el set previsto. Destacamos el comentario que se escuchó repetidas veces en el post show: “qué animalito el batero de los Hiroshima”. Comentario al cual, claramente, suscribo.

 

Después de los shows, a bajar esa adrenalina al patio tresquense. Birras, carcajadas, anécdotas, intercambios musicales/filosóficos/de la vida, todo al amparo de las hojas del árbol de palta que ya es parte de la escenografía. Un ritual que, les recomiendo, vivan en carne propia.

CONTENIDOS AUDIOVISUALES Y WEB

contenidos@elsotanorock.com

COMERCIAL

comercial@elsotanorock.com

MATERIAL DISCOGRÁFICO Y RADIO

radio@elsotanorock.com

CONTACTO

facebook.com/elsotanorock

INSTITUCIONAL

institucional@elsotanorock.com

PRENSA

prensa@elsotanorock.com

EL SOTANO ROCK. Sitio web oficial

www.elsotanorock.com

CONTACTO: radio@elsotanorock.com

COMERCIAL: comercial@elsotanorock.com

Todos los derechos reservados.

Sitio web diseñado y producido por buho diseño.

owldiseño.com

CONTACTO: +54 351 (15)8040066

CORDOBA - ARGENTINA

Fotografia general: Mati Vercelli Foto

facebook.com/matiasvercelli

flickr.com/photos/suenoslucidos